Guardián, esclavo del hype y del daño de vacío

Me he animado con la nueva sección de “Cartas abiertas al sector”, así que vienen 2 consecutivas, para que haya un reparto de críticas equitativo, y no se vaya llevando todos los palos Konami, como en nuestra anterior “cartita de desamor”.

Hablando del amor, hoy me voy a dirigir a una empresa cuyo último lanzamiento me enamoró el pasado verano, literalmente. Lo que no me esperaba es que Bungie me regalara unos grandes preliminares, en forma de beta, que me dejaron con ganas, muchas ganas, de más acción, historia y aventuras. Error mío al pensar que los preliminares tan sólo eran el preludio de un orgasmo permanente, pues no nos equivoquemos, el sexo que me ha ofrecido Bungie con Destiny se ha vuelto repetitivo a más no poder…

Bungie… Voy a romper contigo, por “pesá”

Cuan equivocado estaba al pensar que nuestra relación iba a ser rica, variada y llena de contenido. Al principio todo iba muy bien entre nosotros, era tan bonito… Explorando planetas, luchando contra los caídos, la colmena, los vex y los cabal. Cuántos de ellos vencimos junto a nuestro guardián y nuestro inseparable Tyrion Lannister, cuya conciencia ha sido introducida dentro de una mosca cojonera metálica con una conversación y aportación más innecesaria que un canto de sirena para sordos.

¿Repetimos?

Cuan equivocado estaba al pensar que nuestra relación iba a ser rica, variada y llena de contenido. Al principio todo iba muy bien entre nosotros, era tan bonito… Explorando planetas, luchando contra los caídos, la colmena, los vex y los cabal. Cuántos de ellos vencimos junto a nuestro guardián y nuestro inseparable Tyrion Lannister, cuya conciencia ha sido introducida dentro de una mosca cojonera metálica con una conversación y aportación más innecesaria que un canto de sirena para sordos.

¿Repetimos?

Espera… Se me ha colado el mismo párrafo de antes. No, no, no es un error, querida Bungie. Así es como me he sentido en los últimos meses, cuando estaba jugando la misma pantalla, en el mismo mapa, con los enemigos comportándose siempre igual… una vez, y otra vez, y otra vez… y así hasta que el juego, dentro de su caja, ha comenzado a plantar raíces en mi estantería.

Expaaaann… sssiooooo… nnneeess

Una palabra fácil de pronunciar. Expansión, expansión, expansión… Sin embargo, Bungie, como sabes que no has expandido una mierda  nada, te gusta que tus expansiones se vayan retorciendo como un tubo de pasta de dientes, hasta que no quede una gota de repetir y seguir repitiendo misiones.

Expandir en cantidad (poca) no sirve de nada, sin la calidad (menos poca) que debería acompañarnos. ¿Definición de calidad? Nuevas razas, nuevos planetas que explorar, nuevas características de nuestro personaje por subir, nuevas formas de acabar con los rivales… ¿Sigo? Y, por favor, dejadnos poder cambiar la voz de nuestro espectro… ¡Estoy harto del enano!

Hola guardián. Soy un enano metido dentro de una mosca cojonera.

Hola guardián. Soy un enano metido dentro de una mosca cojonera.

Hasta ahora eso no se ha cumplido, al menos en la anterior expansión, La Profunda Oscuridad, en la cual nos adentramos profundamente, más todavía, en las mismas localizaciones que en el juego original. Ayer llegó a nuestras consolas La Casa de los Lobos, la segunda expansión del universo Destiny, y creía que Bungie había tomado nota de los fallos en nuestra relación, en un intento por mejorarla y volver a enamorarme como hace casi un año. El resultado, después de probar la expansión ayer, no ha sido el esperado…

¿Oído cocina? ¿Hola?

No, Bungie, después de jugar a La Casa de los Lobos no he encontrado lo que buscaba. Parece mentira que, en unos tiempos en los que la comunicación entre las empresas y los consumidores está llena de facilidades, no hayáis podido escuchar nuestras demandas. A mi entender, no parece que hayamos pedido tanto, cuando nos habéis vendido un juego vacío de contenido desde el principio. Era lógico pensar que después de que adquiriéramos un pase de expansión, tendríamos muchas más horas de diversión. Pero no, en apenas 2 horas se pueden completar las misiones de campaña, y seguimos con los errores cometidos anteriormente: las mismas localizaciones, pero esta vez con algunos recorridos al revés. ¡Bravo!

¡Es verdad! ¡Hay un nuevo modo de juego! ¡Las hordas! Uuuuiii, qué originial Bungie. Se me saltan las lágrimas de tanta emoción corriendo por mis venas, me tiemblan las manos de las grandes sensaciones que tuve, matando y matando en un bucle sin fin como el de la película Atrapado en el tiempo. El día de la marmota ha llegado a Destiny definitivamente, para aburrirnos a todos y dormirnos cual Morfeo, en un intento de Bungie por dominar el mundo. Vale, ya paro de fliparme, si queréis ver una imagen que defina exactamente mi impresión al jugar a la última expansión, la tenéis aquí debajo.

 

El mismo día que La Casa de los Lobos ha estado disponible, fue lanzado al mercado The Witcher 3, un juego con cerca de 200 horas de diversión. Por si fuera poco, van a ir saliendo progresivamente hasta 16 DLC gratuitos con diversos ítems para usar con nuestro personaje, y algunas misiones. Y además, el pase de expansión promete un mínimo de 30 horas extra. Aprende un poquito Bungie… No es tan difícil…

Cariño, ¿dónde está mi dinero?

Después de tantos meses hablando de Destiny hasta la saciedad -me atrevería a decir que si hubieran podido, las sopas de letras vendrían sólo con la palabra hype– creo que voy a hacer una reflexión totalmente necesaria. Bungie, con la inestimable colaboración de Activision Blizzard, has invertido la enorme cantidad de 500 millones de $ en la creación de este videojuego. Me parece muy bien, y demuestra la entidad del proyecto, siendo uno de los más ambiciosos de la historia de este sector.

¿Me podrías decir, cómo narices has invertido toda esa pasta? Porque viendo el resultado de vuestro producto, a mi no me parece que en diseño de mapeados, personajes, armas, etc., os hayáis dejado mucho más dinero que otros juegos, bastante más extensos y menos vacíos de contenido que Destiny. Me atrevería a decir que vuestro presupuesto publicitario, para crear el hype más grande jamás visto, ha sido de un nivel descomunal. O eso, o… los empleados de Bungie se encienden los mejores puros habanos con billetes de 50$…

¡Lo petamos guardianes! Let’s party! $$$$

Dejando de lado el tono sarcástico. Creo que la estrategia comercial de Bungie con Destiny ha sido todo un éxito, no cabe ninguna duda viendo la cantidad de personas -entre las que me incluyo- que nos vimos hipnotizadas por su perfecto tratamiento del hype. Con el tiempo, nos hemos dado cuenta del vacío que nos ha llegado a proporcionar el juego, y lo malo es que Bungie no está haciendo nada por solucionarlo.

Querida Bungie, la sombra de Halo sigue siendo muy alargada, y como sigas disparándonos con munición de vacío, muchos guardianes te vamos a terminar abandonando.

Te deseo suerte…

PD: En serio, estoy harto de la voz de Tyrion Lanister, cámbiala please :(

Escrito por: SergiG

Soy licenciado en comunicación, actualmente inmerso en un master en marketing digital cuyo proyecto es el que tenéis ante vuestros ojos. Juego a videojuegos desde que tenía 6 años y compartía mi primera consola NES con mi padre. Juego por placer, y otras veces me dejo llevar para poder compartir mis opiniones con el mundo. Quisiera poder jugar por obligación algún día.

6 Comentarios añadidos

Participa en este debate
  1. hassa_12 2 years ago | Responder
    Yo estoy aun por probar la exp y creo que mi opinión no sera muy distinta a la tuya...esperemos que se pongan las pilas porque si no tu estantería no sera la unica a la que le salgan raices
    • SergiG 2 years ago | Responder
      Yo propondría de crear un hashtag dedicado a Destiny, a ver si Bungie abre los ojos. Lo podríamos llamar #pisapapeles xD
  2. Alfonso 2 years ago | Responder
    Yo fui uno de esos millones que picó y compró. Por suerte, no compré ni ediciones legendarias ni dlc's por adelantado y a los 10-15 días ya lo estaba vendiendo y recuperando el 50% de la inversión. 10-15 días que me sirvieron para pasarme 3-4 veces cada misión, jugar a un online que no aportaba nada no visto en halo3 o halo reach y cansarme hasta la sociedad de ir al área de descanso esa rancia a vender armas y bailar. En fin, lo siento por los que se creyeron aquello de que era un "juego para 10 años", y por los que apoquinaron 100-120 euros en comprarse los dlc por alentado y se obligaton a guardarse este bodrio en las estanterías, esperando un "final feliz". En todo caso, el final feliz lo tuvo Bungie. Buen artículo de opinión! Felucidades de nuevo por Truegaming
    • SergiG 2 years ago | Responder
      Entiendo tu postura al desprenderte del juego para recuperar algo de la inversión. En parte me arrepiento de no haber hecho como tú, y en parte no. He pasado horas muy divertidas con amigos jugando, pero ha llegado un momento en el cual compensa más disfrutar de otras aventuras con otros juegos. La apuesta de Bungie ahora es sacar tajada con las expansiones, el videojuego ya ha ido bajando de precio, y venderlo hoy en día no compensa tanto como tenerlo en la estantería para hacer alguna partida de vez en cuando, aunque sea en el Crisol.
  3. Laudrup 2 years ago | Responder
    La verdad es que prometía mucho y es un tipo de juego donde podría haber tenido un futuro excepcional, pero al final se va a quedar como otro blockbuster de los videojuegos. No me arrepiento de todas las horas que he invertido, de lo único que me arrepiento es de darles un voto de confianza, pero en fin, la próxima vez iré con mas cuidado. Muy buen artículo.
    • SergiG 2 years ago | Responder
      Todos caímos seducidos por esa beta con voz de sirena el pasado verano... Quedas disculpado amigo, nos la han colado a todos... :(

Escribe tu respuesta